BIENVENIDOS A LA WEB REFERENCIA DEL FÚTBOL ARAGONÉS

Entrevista a Nestor Paricio, director deportivo y entrenador de la UD Montecarlo

¿Cuál es tu trayectoria en los banquillos? 

Comencé en el Hernán Cortés llevando benjamines durante cuatro años. Tras terminar el último año, la Unión Deportiva Montecarlo me ofreció llevar un equipo en Primera Infantil, el cual acepté, consiguiendo el ascenso a División de Honor infantil. La siguiente temporada me hice cargo del Segunda Infantil consiguiendo el ascenso a Primera Infantil, ganando la Liga y la Copa, acabando invictos toda la temporada. A partir de ahí estuve tres temporadas en División de Honor Infantil.

Tras terminar mi etapa infantil di el paso a Primera Cadete y la siguiente temporada estuve dirigiendo el División de Honor Cadete. Tras terminar el paso en cadetes, me tocó hacerme cargo del Liga Nacional Juvenil, en el cual estuve tres temporadas, consiguiendo el ascenso a División de Honor Juvenil la anterior temporada. Esta temporada es la undécima temporada en el club.

El momento del ascenso de la UD Montecarlo fue algo mágico. ¿Cómo se vivió desde dentro? 

Considero que fue algo heroico. Desde el inicio de temporada teníamos claro que queríamos intentar pelear el ascenso pero, al inicio no nos veíamos favoritos. En la primera fase nos tocaron rivales muy duros, teniendo que jugar dos partidos con el Real Zaragoza, SD Huesca, y teniendo que visitar campos muy complicados.

Tuvimos problemas durante la temporada porque salieron casos en la plantilla por positivo en Covid, y tuvimos que llegar a jugar ocho partidos en un mes…fue un tramo muy duro porque sufrimos varias lesiones, que sin la ayuda de nuestro Juvenil B, no hubiéramos sacado hacia delante. En la segunda fase, teniendo lesionados de larga duración (Mario Val y Ángel Pérez, dos de los tres capitanes, y dos jugadores muy especiales dentro y fuera del campo) es cuando todo el club respondió ante el equipo.

Gracias a ellos conseguimos finalmente el objetivo, celebrando por todo lo alto en nuestro campo contra el máximo rival. Desde el club teníamos muchas ganas de recuperar esta categoría y se notó en el tramo final consiguiendo llenar el campo día tras día. 

Celebración del ascenso de la UD Montecarlo

¿Cuáles son los objetivos del club en la nueva categoría? 

Está claro, que siendo novatos en la categoría, ascendiendo un 13 de junio, y teniendo muy poco tiempo de confeccionar la plantilla, el único objetivo es conseguir la salvación. A pesar de todo ello, estamos muy contentos de la plantilla que hemos conseguido hacer. Es una plantilla muy humilde, trabajadora, con mucha ilusión y con ganas de disfrutar la categoría.

¿Cuál piensas que es el nivel juvenil en el fútbol aragonés?

Considero que el Real Zaragoza está trabajando muy bien, porque sus resultados ahí están año tras año a pesar de que nos están debilitando equipos profesionales más fuertes de fuera de nuestra comunidad, y ello hace que el resto de equipos sean de un nivel algo inferior. A pesar de ello, el Real Zaragoza, que es un club convenido de la UD Montecarlo, se está portando muy bien cediendo varios jugadores a nuestro equipo para ayudarnos a conseguir el objetivo.

A la hora de gestionar un grupo de juveniles, ¿Cuáles son las cosas a tener en cuenta para generar un buen ambiente?

Me parece fundamental tener “feeling” con todos jugadores de tu equipo. Y por circunstancias cuando no llega la figura del primer entrenador, es importante hacer partícipe al resto del cuerpo técnico para que traten de llegar a esos jugadores. No solo tiene que ser entrenar en el verde, hay que generar diferentes actividades fuera del campo para unir al grupo, para que en los momentos difíciles el equipo sepa responder.

Celebración del ascenso de la UD Montecarlo

 ¿Cómo de gratificante es ver que tus entrenamientos y planteamientos surten efecto? 

Considero que es muy gratificante tanto para el cuerpo técnico como para los jugadores, que todo el esfuerzo y trabajo de la semana sale reflejado en los partidos. La anterior temporada, parte del éxito conseguido, fue gracias a la involucración de todo el cuerpo técnico (Iván, Alejandro, Fran, Cristian y Alejo), de todos los jugadores (haciendo un esfuerzo extra en toda la temporada por hacer sesiones extra de recuperación y otras actividades de grupo).

Además ver a todos familiares, todos jugadores de categorías inferiores, entrenadores de diferentes equipos del club y aficionados que nos llevaron en el tramo final de la temporada en volandas…es muy muy gratificante.

¿Cuál ha sido tu mejor momento en un banquillo? ¿Y el peor? 

Lo peor es ver lesiones de larga duración de jugadores del equipo como ha pasado esta temporada con Ángel y Mario (casi lloraban más por perderse el tramo final de la temporada que por su propia lesión). Lo mejor, sin duda, es cuando terminas consiguiendo tras un duro trabajo los objetivos de la temporada. Y más esta temporada anterior, que hemos disfrutado entrenamiento tras entrenamiento, partido tras partido de un grupo humano magnífico que será difícil volver a entrenar. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *